Guía Práctica

Pulsar sobre la imagen para ampliar
Añadir al carro Añadir
Alfamén
C/ Mayor, 15 (Zaragoza) 50461. Teléfono: 976 626 001.

 
Alfamén, población de 1498 habitantes que posee una extensión de 102 Km2 y se encuentra a una altitud de 373m. Está situado a 48km al suroeste de Zaragoza y pertenece a la Comarca Campo de Cariñena, conocida por sus vinos. Los habitantes y gentes de esta localidad son conocidos como venas debido a su nobleza aunque el verdadero gentilicio de Alfamén es Alfamenense
 
Se encuentra situado en una amplia llanura, donde sólo suaves relieves alteran la lisa piel de la tierra que se viste con la flor de los árboles frutales cada primavera o bien con el verde tierno de las viñas.
 
Las fiestas del municipio se celebran el 16 de Agosto en honor a San Roque, y en esos días Alfamén es un pueblo al que no le faltan toros, vacas, baile y todo lo necesario para hacer que la gente disfrute de verdaderos días de fiesta.

También se celebran carnavales en Febrero y San Isidro el 15 de Mayo.
 
Cuenta con una bodega de vinos, que pertenece a la D.O. Cariñena.
 
 
HISTORIA
 
Los musulmanes conquistaron la Península Ibérica a partir del año 711, extendiéndose y poblando su territorio. Nuestro pueblo debió ser uno de los elegidos como emplazamiento por los mahometanos, que ocuparon otros pueblos del Valle del Ebro y de las riberas del Huerva y Jalón. Fue tan decisiva su presencia, que incluso el nombre de nuestro pueblo, Alfamén, deriva de la lengua árabe. Alfamén significa “fuente o baño termal”. Seguro que los musulmanes bautizaron el pueblo con ese nombre debido a la abundancia de pozos o la existencia de aguas termales, de los que todavía quedan ejemplos por todo el término.
 
Alfonso el Batallador en el año 1120 reconquistó las zonas del Huerva y jalón, con lo que consiguió ampliar los límites del reino de Aragón al sur del Ebro. Alfamén se convirtió desde entonces en un enclave bajo dominio cristiano, pero poblado por musulmanes.
 
Durante esta época, los moros de Alfamén y, en definitiva, el pueblo, perteneció al señorío de los Lunes, una de las grandes familias aragonesas, propietaria de amplios territorios.
 
Queremos recordar así que los seguidores de Alá residieron en el pueblo durante siglos, hasta que en 1610 fueron expulsados de todas las ciudades y pueblos aragoneses. En aquel año abandonaron Alfamén la práctica totalidad de sus habitantes, por culpa de la intolerancia religiosa. Al salir de su pueblo, los expulsados perdieron sus casas y sus propiedades, con lo que Alfamén conoció un episodio trágico de despoblamiento y abandono de las tierras.
 
La población de Alfamén ha sufrido grandes altibajos a lo largo de la historia. Sabemos que hace quinientos años vivían en el pueblo 38 familias, es decir, no más de 200 habitantes. Todos ellos eran musulmanes. Desde ese momento, la población fue creciendo hasta el momento de la expulsión, que produjo el desalojo de 124 casas pobladas por moros, es decir, más de 600 personas. El pueblo quedó entonces absolutamente despoblado.
 
La huella musulmana es hoy patente en el trazo de algunas de las callejuelas del pueblo, las más estrechas y quebradas. También es testimonio del pasado musulmán, decíamos antes, el nombre del pueblo. Pero uno de los testimonios más sobresalientes de esa tradición musulmana es el trabajo del vidrio, en el que aquella población era especialmente diestra. La Casa de oficios, dedicada a las manufacturas del vidrio, es otra de las herencias de aquella gente que habitó Alfamén durante siglos.
 
A partir de 1610 tiene lugar la repoblación del pueblo, propiciada por el Marqués de Camarasa, dueño y señor de muchas poblaciones aragonesas. Desde entonces comienzan a ocuparse las casas del pueblo, ya con habitantes cristianos. Esos repobladores son nuestros antepasados directos, y su huella se prolonga hasta nuestros días.
 
Parte del trazado urbano, la iglesia y nuestras tradiciones culturales son muestra del trabajo del esfuerzo y de las señas de identidad de nuestros repobladores directos.
 
El escudo de Alfamén, por tanto, es un testimonio del pasado de nuestro pueblo.
 
En él están representados tres elementos importantes: la media luna es la misma des escudo de la familia de los Luna, familia con quien estuvo vinculado Alfamén durante siglos.
 
También sirve como testimonio del pasado musulmán.
 
Las barras de Aragón simbolizan la conquista del pueblo debida a Alfonso el Batallador, pero también su pertenencia en nuestros días a la Autonomía Aragonesa.
 
La fuente que domina el escudo simboliza el nombre del pueblo: Alfamén, la fuente. El fondo de color verde simboliza la esperanza, la fe en el futuro. 
 
 

PATRIMONIO

Esta localidad es uno de los mayores municipios de la Comarca y una tierra próspera donde se desarrolla una importante actividad a lo largo de todo el año.

El núcleo se encuentra en una llanura repleta de árboles frutales y viñas, junto al arroyo de Valdemorao. Alfamén se sitúa muy cerca del Santuario de Nuestra Señora de Lagunas.

De esta localidad hay que mencionar, entre otras muchas cosas, sus fiestas y el ambiente que disfruta. Son bien afamados sus melones y sus sandías, así como sus fiestas de carnaval o su tradición jotera. El parque municipal, es una gran zona verde con grandes posibilidades.

Cabe destacar el Cabezo de Altomira, cerro singular situado al noreste del núcleo urbano, desde el cual se obtiene una amplia panorámica de la depresión de Cariñena y las Sierras de Algairén y Vicort, en él existen restos prehistóricos del Bronce Medio.



Compartir en FacebookCompartir en Twitter
Datos comarca
Sede: Avda. Goya, 23 - 50400 Cariñena (Zaragoza)
Fax: 976 620 226